Ruben “Polillita” Da Silva


Ruben Fernando Da Silva, más conocido como el “Polillita” ya que es hermano de Jorge Orosmán, el “Polilla Grande” nació en la ciudad de Montevideo el 11 de Abril de 1968, sus inicios fueron en Danubio Fútbol Club donde en el año 1988 fue el goleador del conjunto dirigido por Ildo Maneiro para de esta forma conquistar el primer título de Campeón Uruguayo para el equipo de la Curva de Maroñas.

Esos 23 goles a nivel local, sumado a una muy buen Copa Libertadores el año siguiente, donde los franjeados llegaron a semifinales, fueron hechos que lo catapultaron a uno de los grandes del fútbol argentino, River Plate. En el conjunto “Millonario” fue participe en la conquista del título del año 1989-1990.

De esta manera “El Polilita” siguió su peregrinar en el fútbol mundial, el viejo continente, más precisamente en el Calcio, el club Cremonese lo esperaba, pero solo estuvo en el año 1991 donde se fue a la “Madre Patria”, España, con destino a la ciudad de Logroño, al equipo del Logroñes.

En 1992 termino su periplo por el fútbol Europeo, volvió a Sudamérica y otra vez con la banda roja en el pecho, nuevamente gritó Campeón llevándose el Torneo Apertura de 1993, en sus palmares personales se le tiene que sumar el de goleador del Torneo Clausura de ese mismo año.

Para el año 1994 se generó uno de las transferencias más “ruidosas” de la vecina orilla, donde generó “amores y odios”, el “Polillita” identificado con River Plate, cruza la vereda histórica y aterriza en el equipo de la Ribera, nada más y nada menos que Boca Juniors.

A pesar de contar con un gran plantel, los triunfos no acompañaron a los xeneises y por tal motivo el uruguayo fue transferido, ¿el destino?, la ciudad de Rosario, ¿el equipo? Central, el mismo del que fueron hinchas Alberto Olmedo, Roberto Fontanarrosa, Fito Páez, entre otras personalidades ilustres del vecino país.

En el conjunto “canalla” escribió el “yorugua” una de las páginas más gloriosas del conjunto rosarino, la Copa CONMEBOL del año 1995, pero más que el título (único a nivel internacional de la institución) fue la forma, en el partido de ida habían caído de visitante por 4 a 0 ante el Atlético Mineiro de Brasil, parecía que la llave se había cerrado, ni el más optimista canalla esperaba poder doblegar al difícil conjunto de Brasil, pero lo increíble se dio, el equipo de Don Tulio Zoff hizo lo impensado y consiguió el 4 a 0 en los 90 minutos y ganar en la tanda de penales (uno de los cuatro goles fue del “Polillita”). A su vez nuestro compatriota fue el goleador de la Copa con 4 anotaciones.

Con Rosario Central consiguió a nivel personal el título de goleador en el Torneo Apertura de 1997.

Hasta 1998 fue su pasaje por el equipo rosarino, donde volvió a emigrar, pero en esta oportunidad a México donde lo esperaban  los Tecos de Guadalajara, el año 2000 fue el final del “Polillita” en el fútbol extranjero, ya que pegó la vuelta al pago, en el fútbol uruguayo lo esperaba el Club Nacional de Fútbol.

En los tricolores tuvo actuaciones dispares, pero fue participe de la conquista del campeonato de ese año.

Para el 2001 y ya llegando al ocaso de su carrera como futbolista, volvió a su primer amor, Danubio le abrió las puertas y tuvo un final más que feliz ya que se retira con el título de Campeón Uruguayo del año 2004.

Con la “color cielo”, el “Polillita” fue parte del plantel que se consagró como mejores de América en la Copa disputada en Uruguay en al año 1995.