Larrionda, el elegido

El exárbitro internacional uruguayo llega a Brasil 2014 como miembro de FIFA. 

Mientras no habrá equipos arbitrales de Uruguay en la Copa del Mundo Brasil 2014, un uruguayo se destacada en la comisaría arbitral de la FIFA, Jorge Larrionda, miembro de la multinacional desde 2012 cuando abandonó el arbitraje ante la posibilidad de seguir trabajando de cerca en el referato.

Larrionda, de dilatada trayectoria, arbitró en los mundiales 2006 y 2010, Copa Confederaciones, Juegos Olímpicos y varias finales de Copa Libertadores, llega al Mundial de Brasil 2014 como miembro de la comisión técnica de FIFA y ha sido encargado de dar charlas a árbitros y delegaciones, por ejemplo le tocó pararse frente a las delegaciones de Argentina, Chile y Uruguay entre otros.

Al respecto habló esta mañana en el programa 100 % Deporte de Radio Sport 890: “Todos los grupos fueron tranquilos, ninguno preguntó nada que sorprendiera, son jugadores de nivel, de la elite mundial, tienen que saber el reglamento y la forma de comportarse durante la competición y en eso hacemos incapie. El Fair Play no puede terminar cuando empieza el partido y volver a empezar con los abrazos finales, tiene que manejarse dentro del campo de juego”.

Sobre los árbitros manifestó: “No queremos árbitros robots, por el contrario, queremos que dialoguen con el jugador y sean flexibles a que se les hable, siempre con el respeto debido desde un futbolista a un árbitro y que entre todos colaboren para que el espectáculo sea lo más natural y normal posible. La verdad no estoy preocupado de que 21 de los 25 árbitros principales sean debutantes ya que hay cambio generacional es cierto pero todos tienen enorme experiencia en sus torneos regionales”.

Finalmente sobre la utilización de la nueva tecnología para evitar errores sobre la “goal line”, que incluso lo tuvo como protagonista junto con el asistente Mauricio Espinoza en el juego entre Inglaterra y Alemania en Sudáfrica 2010 opinó: ” La utilización de la nueva tecnología del balón en realidad no es nueva para nosotros, la hemos usado en la Copa Confederaciones y el Mundial de Clubes. Por suerte es un elemento que ayudará a los equipos arbitrales para ser más justos con las decisiones, el balón con sensor permite comprobar situaciones en muchos casos imperceptibles para una asistente o árbitro principal”.