La historia manda

Rodrigo Romano

, Columnas

El fútbol como la vida son reflejos de nuestros actos, pensamientos, palabras y acciones. Muchas de las cosas que leemos y vemos por estas horas tras el resultado de este martes no son una casualidad, son causalidad de la forma en la que se siente, se vive y obviamente de los estados de animo que se pueden atravesar de manera circunstancial.

Hace un tiempo, no muy lejano, a tan solo 8 días del debut ante Bolivia y en este mismo espacio de opinión manifesté que había que tener fe, que teníamos que confiar en este grupo, que no se podía ser tan pesimista antes de jugar, que se debía dar un crédito al entrenador. Que mas allá de las bajas, había que tener esperanza y confiar en un plantel que ha demostrado de manera sobrada lo que siente, vive y muere por la celeste.

El 2015 se va con Uruguay segundo en la tabla de posiciones de un camino a Rusia al cual le faltan muchos peajes, 14 partidos para todos. Pero ese camino es la recompensa como bien dijo el DT de la selección hace mas de 5 años, vamos a volver a ganar y a perder porque de esto se trata el deporte, nada es fácil ni sencillo y menos para Uruguay, menos para nosotros que generamos un rechazo muy grande por todo lo logrado siendo tan pero tan pequeño. Mucha de esa envidia que nos tienen es porque en cierta medida varios países desearían tener un poco de esa gloria y mística que nos ha transformado en el Rey de América.

Ayer ese Rey volvió a mandar, otra vez Uruguay se hizo fuerte en el Centenario ante un rival que lucha de forma psicológica con el hecho de haberse encontrado por primera vez en su historia futbolera con un título, con una vuelta olímpica y eso no es fácil de lograr. Estar sediento de triunfos y encontrarte con uno puede llevarte a que no sepas dominar emociones, a no controlar tu boca al declarar, a no saber escribir un buen mensaje en estos tiempos de redes sociales o simplemente a no saber perder como le pasó a Chile este martes.

Las frases de Arturo Vidal y Aléxis Sánchez son el fiel reflejo de una arrogancia que no lleva a nada, son el fiel reflejo por ejemplo de su entrenador que es capaz de entrar al campo para llamarle «cagón» a un rival. Si lo hace el adiestrador en pleno partido como no lo van a hacer los jugadores tras desnudar debilidades ante el rey de América con un lapidario 3-0.

Chile es un gran equipo con jugadores brillantes, es el actual campeón del continente pero tiene mucho para aprender y aprender en la derrota que a veces es lo mas difícil. Chile no puede pasear por los vestuarios del continente pintando paredes, pintando espejos como si nada, Chile se ha ganado un respeto en el campo que lo pierde automáticamente cuando terminan los partidos con declaraciones y actos que los daña a ellos mismos.

La actitud del goleador Edinson Cavani al finalizar el juego yendo a saludar a sus rivales incluido a Jara que correctamente le pidió disculpas por sus dichos en la reciente Copa América habla de buenas costumbres. El tema se enterró ayer en el Centenario, como debe ser, como debió ser. Lamentablemente muchos se encargaron de que fuera el único tema en lo previo, por suerte los dos respondieron como debían, como dos caballeros del deporte.

Respecto a las declaraciones de Marcelo Bielsa que han circulado viralmente en las redes en las ultimas horas, el DT manifiesta que Uruguay «no jugó bien», haciendo un análisis de que el rol de los jugadores no fue bueno, también manifiesta «el arquero no intervino, ni para bien ni para mal…» yo pregunto ¿si Muslera no intervino como marca Bielsa, no será un merito gigante de Uruguay en no dejar avanzar a su rival ? Y ¿en no dejar progresar a Chile y que te ataque como lo hace generalmente? ¿O será que Bielsa como es amante fervoroso de la posesión del balón no puede entender como un equipo que tuvo 27% la pelota le ganó al que la tuvo un 73% y encima 3-0…?

Le respeto su concepto porque es un gran entrenador y sabe mucho de este negocio del cual yo tengo un escaso criterio pero realmente creo que Bielsa ayer no vio el partido que se disputó en el Centenario y quizás estaba viendo otro canal…

La realidad es una, Uruguay ganó en forma clara y contundente, el Rey volvió a mandar en casa como marca la historia…