En épico partido, Barcelona hizo historia: anotaron Suárez y Cavani

VIDEOS | @Soccer_Data y @442 – FOTO | FBC

Barcelona logró la remontada en un histórico partido

Con 0-4 en contra viajó el Barcelona a Catalunya hace un par de semanas y la clasificación era prácticamente imposible en la vuelta. Al PSG le bastaba con marcar uno en la revancha, para que los catalanes debieran anotar seis. Pues bien, eso sucedió.

La ilusión del Barcelona comenzó a los 3 minutos con un remate de cabeza de Luis Suárez en el área chica. PSG no hizo nada de lo que elaboró en la ida. Todo lo contrario, salió netamente a defenderse y no quiso nunca jugar, y a la postre, lo terminó pagando muy caro.

Barcelona fue muy superior, controló la pelota, presionó, ahogó, abrió la cancha; pero el segundo recién llegó a los 40′, con un autogol de Kurzawa, tras un pase del “Pistolero” para Iniesta, que con un taco hacia atrás, provocó el error del defensor.

El segundo tiempo arrancó de manera perfecta para los culés. Meunier bajó tontamente a Neymar dentro del área y Messi la mandó a guardar.

Sin embargo, el PSG tuvo algo de reacción y pudo descontar gracias a un golazo al ángulo de Edinson Cavani.

Esta anotación fue un balde de agua fría para los dueños de casa, que veían como la remontada se esfumaba con el pasar de los minutos. Y a nada estuvo el PSG de convertir el segundo gol, cuando Dí María dudó muchísimo en un mano a mano, pero Mascherano lo hace caer y la terminó mandando afuera. Era penal que el árbitro no lo cobró.

Pero como esto es fútbol y no se termina el partido hasta que pite el árbitro (que en párrafo aparte diremos los errores que cometió), con más ganas que fútbol, Barcelona tomó la lanza y en siete minutos anotó 3 goles: Neymar, con una anotación para encuadrar de tiro libre (88′) y un penal inventado por Suárez (91′), dejó a los blaugranas a tiro.

Y en la última jugada del encuentro, a los 95′, Sergi Roberto aprovechó un envío del brasileño para darle la clasificación al Barcelona y eliminar al PSG.

Más allá del carácter, enjundia, corazón y esfuerzo del Barcelona por no darse por vencido nunca, el árbitro alemán Aytekin tuvo incidencia en jugadas claves: No le cobró un penal al PSG en el primer tiempo tras una mano clarísima de Mascherano, no vio otro penal del “Jefecito” a Di María, debió expulsar a Piqué por una falta sobre Cavani cuando ya tenía amarilla y sancionó penal inexistente de Marquinhos sobre Suárez.