Egipto; un rival dinámico…

Uruguay va a enfrentar a Egipto en la próxima Copa del Mundo. Un rival desconocido por estas latitudes. Por eso hicimos un análisis táctico para saber con qué equipo no vamos a encontrar. 

Por Alejo García

Aspectos Generales

El equipo que dirige el argentino Héctor Cúper juega con un definido 4-2-3-1 como sistema. La formación más habitual que utiliza es con: El Hadary (1,88 – 44 años); Fathi (1,75 – 33 años), Rabiá (1,80 – 24 años), Hegazy (1,93 – 26 años), Abdel Shafi (1,75 – 32 años); Elneny (1,80 – 25 años), Hamed (1,65 – 29 años); Salah (1,75 – 25 años), El Said (1,75 – 32 alos) – Sobhi (1,83 – 20 años); Hassan (1,91 – 24 años).

Características de juego

La búsqueda principal es la de un equipo con posesión de la pelota y salida desde el fondo. Se apoyan mucho en los zagueros. Intentan realizar un juego dinámico, tocando muchas veces de primera o a dos toques. Esa búsqueda de dinámica, y a pesar que tienen jugadores de buen pie, los lleva a perder muchos balones sobre todo en la zona media del campo. Esa es una de las principales debilidades del equipo.

A pesar de su intención de salir jugando, en situaciones puntuales también buscan pases largos desde los zagueros tanto para el 9, como para los extremos.

Aspectos defensivos

La intención es la de ser un equipo compacto, con poco espacio entre líneas. Involucran  prácticamente a todo el equipo en el rol defensivo cuando pierden la pelota. Una de sus virtudes es el rápido retroceso y la intención de superar la línea de la pelota con la mayoría de sus hombres.

Son agresivos a la hora de recuperar y en la búsqueda de los balones divididos.

Otro aspecto interesante es que no presionan la salida del fondo del rival. Dejan salir jugando y esperan en media cancha y con pocos metros de distancia entre la línea final y el 9.

Aspectos ofensivos

Egipto juega con dos volantes centrales. Hamed, con características más de marca, y Elneny, el que maneja la pelota, rompe líneas y llega en reiteradas oportunidades en posición de ataque.

Por delante de ellos juegan Salah por derecha, El Said de enganche y Sobhi por izquierda. Un detalle importante es que juegan siempre con pierna cambiada. Es decir, Salah que es zurdo por derecha y Sobhi que es derecho por izquierda. Ambos buscan permanentemente la diagonal hacia adentro, tanto con pelota dominada como sin pelota. Los laterales se involucran en el ataque y pasan por fuera para generarle a los volantes espacio por dentro o una opción de pase.

Los extremos (Salah y Sobhi) juegan bien abiertos y son buscados recurrentemente con cambios de frente. Pasando los 3/4 de cancha se cierran y muchas veces aparecen en posición de nueve, como se ve en el siguiente ejemplo.

Pelota quieta defensiva

Si bien tienen jugadores de alta estatura tienen falencias en el juego aéreo defensivo. Han recibido varios goles por esta vía. Las segundas pelotas les generan muchas complicaciones.

Utilizan una marca mixta: algunos jugadores marcan en zona y otros al hombre, como se demuestra en la imagen.

Pelota quieta ofensiva

En la pelota quieta ofensiva generalmente colocan cinco hombres dentro del área y uno o dos esperando el rebote fuera de la misma.

La referencia en estas situaciones es el zaguero Hegazy (1,93 metros). Además de su buena estatura, va bien de arriba. Suele repetir el mismo movimiento. Comienza en el segundo palo y pica al primero para cabecear, como se ve en la siguiente secuencia.

Conclusiones

Egipto es un equipo dinámico y con jugadores de buen pie. Tiene como principales virtudes el juego por afuera, la marca agresiva y el rápido retroceso a la hora de perder la pelota.

Las principales falencias son: perdida de balón cuando los presionan en la zona media del campo y la pelota quieta.

Así juega Egipto, rival de Uruguay en la próxima Copa del Mundo.