Debutó Abreu, falló un penal, pero ganó Aucas

Aucas logró un triunfo en Primera División luego de 8 años, en el debut de Sebastián Abreu

Abriendo la novena jornada de la Primera A de Ecuador, Aucas, con Sebastiám Abreu y Horario Salabarry desde el arranque, recibió en el estadio Gonzalo Pozo Ripalda a Deportivo Cuenta.

El inicio del encuentro fue impreciso, con los dos equipos errando muchos pases cortos, apostando al pelotazo. El local para aprovechar el juego aéreo de Abreu y Ledesma, y la visita para lograr sacar ventaja con los embates de Garcés y Cobelli.

El 1-0 llegó al minuto 22. Markarié se desmarcó y lanzó un pase filtrado hacia Lara, este intentó el pase al segundo palo en dirección de Abreu, López desvió, pero en la segunda jugada, Santiago Mallitasig convirtió el 1-0.

Minutos más tarde, tras un balón largo, Abreu dejó de cara al gol a Ledesma, sin embargo el delantero no pudo definir correctamente y atrapó sin problemas el guardameta Piedra.

En la segunda parte, Deportivo Cuenca pudo igualar las acciones a los 60′ por intermedio de López, pero Blásques se lució con una espectacular atajada.

Sobre el minuto 74, Padilla ganó en velocidad y le cometieron infracción dentro del área.  Inmediatamente el delantero fue a abrazar a Abreu y le cedió la posibilidad del remate. El minuano se encargó de la ejecución, pero su disparo pegó en el horizontal y se fue desviado.

Cuando parecía que el encuentro culminaría con un solo gol, Christian Hurtado sacó un latigazo esquinado desde afuera del área y convirtió el segundo tanto para los dirigidos por Ramón Silva, que sumaron su primer triunfo en el campeonato ecuatoriano, llegando a cinco unidades, permaneciendo en la última posición.

Tras culminado el partido, Sebastián Abreu declaró: «Lo fui mirando al alquero, pero se me levantó el disparo. La inteligencia de la experiencia me permitió jugar los 90′ en la altura. Este triunfo va dedicado para toda la hinchada que hacía 8 años que no festejaba una victoria en Primera. El equipo estuvo muy sólido y pudimos ganar que es lo importante, evitando que nos pudiéramos lamentar por el penal que desperdicié».