Araujo; una causalidad de Rentistas…

El joven zaguero del Barcelona y una historia para contar. 

Cuando de afuera se preguntan: ¿Qué tiene el fútbol uruguayo que vive sacando jugadores? La respuesta no es sencilla de expresar con palabras aunque lo primero que sale es: “su amor propio”.

Es que resulta difícil entender como un fútbol pobre, con canchas peladas, vestuarios sin agua caliente, dirigentes que se manchan y mucho menos de 3 millones de elegibles, es capaz de exportar tantos buenos jugadores y figurar, a nivel de selección, entre los mejores del planeta.

Si uno analiza hoy el lugar donde juegan los principales futbolistas nacidos en nuestro país y verdaderamente se sorprende. ¡Cuidado! Dejamos de lado a las figuras Suárez, Godín y Cavani, ya hechos y derechos en el mundo del balompié. Vamos a detenernos en los últimos pases que se generaron de jóvenes futbolistas nacidos en estas tierras y ustedes sacarán sus propias conclusiones. Nández  y Lucas Olaza, a Boca Juniors, Marcelo Saracchi y Nicolás de la Cruz a River Plate, Renzo Rodríguez a Independiente; eso acá cerquita. Podemos incluso ir más allá y encontrar a Matías Vecino en el Inter de Milán, a Diego Laxalt en el Milán, a Rodrigo Bentancur y Franco Israel en la Juventus, Federico Valverde en el Real Madrid, Lucas Torreira al Arsenal, Juan Manuel Sanabria en el Atlético Madrid, Santiago Bueno y Ronald Araujo en el Barcelona. Todos futbolistas transferidos a potencias mundiales.

Sin embargo, me quiero quedar con la última, la de Araujo, este pibe de Boston River que se fue al Barcelona en silencio, con sus 19 años, su casi metro noventa de estatura, su increíble parecido físico con Paul Pogba y cláusula de 100 millones. Pase récord desde ese lugar, que llegaría entre bonos, derechos de formación, etcétera; al entorno de los 5 millones.

Pero eso no es el detalle mayor al que quería referirme en esta humilde reseña. ¿A qué quiero llegar entonces? A explicar el título de la nota…

Araujo llegó desde su Rivera natal, para jugar en Rentistas; si a Rentistas, el mismo que exportó a Octavio Rivero, Gabriel Costa, Erick Cabaco, David Terans y Matías Mier, en los últimos 6 años.

¿Casualidad? No, seguramente, causalidad, en un equipo al que no le sobra absolutamente nada, hoy sufre en la segunda división pero el que tiene un ojo diferente para captar jugadores en el ascenso uruguayo.

Araujo, una causalidad de Rentistas…